Conjunto de caracteres actual: Atrévete a dar la cara - Aqua Spa Center Magazine
Inicio de Aqua Spa Magazine

 

  Buscar:

 
     
  Contenidos:

 
  Inicio
Tienda Online
Editorial
Spas y Balnearios
Belleza
Masajes
Salud

 
  Los más leídos:

 
 

rosa mosqueta

¿Todavía no has oído hablar del famoso aceite de Rosa Mosqueta? Está revolucionando el mundo de la Cosmética, la Nutrición y la Medicina natural, debido a que se ha revelado como uno de los más potentes regeneradores de la piel. Elimina y previene arrugas, estrías, manchas, cicatrices...

termas romanas

Termas romanas. Fueron los romanos los primeros en aprovechar, racionalmente, el agua termal para curar enfermedades. Desde entonces su uso se ha extendido hasta convertir la cultura del agua en una fuente de salud.

arcilla

¿A qué laboratorio no le gustaría reivindicar la paternidad de un remedio que sirve, al mismo tiempo, para el tratamiento de la sinusitis, la otitis, la úlcera y otros muchos males? Los beneficios de la arcilla.

spa teraputico
El método Mezieres revoluciona el campo de la fisioterapia, ya que consigue aliviar eficazmente dolores y problemas musculares basándose en posturas de estiramiento muscular y terapia manual. Problemas muy frecuentes debido a la utilización de posturas inadecuadas día tras día.

 
   
  spa balneario urbano en Madrid  
   
Todas nuestras revistas:

   
Tienda Online de AquaSpaCenter  
Press

Atrévete a dar la cara

Una sóla aplicación y sus efectos se triplican. Las mascarillas faciales contienen el triple de las sustancias que poseen las cremas normales, es por ello que su uso se convierte en un hábito imprescindible.

mascarillas

Una mascarilla es un producto cosmético que se aplica bien sobre la cara, el cuello o el cabello, una o dos veces por semana para mantener y potenciar nuestro mejor aspecto. En el caso de las mascarillas faciales, la piel se renueva en profundidad, se alisa e ilumina.Su gran secreto es que aportan al cutis una suavidad casi instantánea.

Las mascarillas tienen muchos usos y ayudan a mantener una piel saludable y bella, es por ello que su uso se convierte así en un aliado indispensable de nuestra belleza, que complementa semanalmente, la rutina de nuestros cuidados diarios. Al aplicarnos una mascarilla en la cara lo que hacemos es triplicar, con una sola aplicación, el efecto de un cosmético determinado.

Las mascarillas no sólo actúan en las capas superficiales de la piel si no también sobre las más profundas de la epidermis. Como tan sólo han de aplicarse cuatro veces al mes, son el método más sencillo y más efectivo para un tratamiento en profundidad, ya que se suelen dejar en el rostro de cinco a veinte minutos para que se absorba bien.

Además se recomienda que se reserve un momento tranquilo y relajado para aplicarlas, ya que si la dejamos actuar mientras descansamos con los ojos cerrados, el efecto es mayor. Así, un gesto como el de ponerse una mascarilla se convierte en todo un ritual de placer y relajación, un auténtico regalo que nos dedicamos a nosotros mismos de vez en cuando.

La función principal de las mascarillas es hacer que las células de la piel se renueven, exfoliar, estimular la circulación, y atenuar las líneas de expresión para así obtener un cutis más limpio y luminoso. Como nuevo.

No todas las mascarillas tienen la misma función, depende de cada uno el utilizar unas u otras según nuestro tipo de piel: seca, sensible, mixta o grasa. Desde limpiadoras, a nutritivas, hidratantes o incluso con efecto lifting.

Tipos de texturas y presentación:

  • En polvo: Compuesta generalmente de arcilla, sales y elementos refrescantes. Deben disolverse en una loción para darles consistencia. Las sales y los principios activos que contienen, estimulan la circulación sanguínea produciendo un efecto refrescante y reafirmante al evaporarse las sustancias líquidas de la loción (tónico).
  • Fango o barro termal: Las más antiguas y efectivas, son las que se usan en tratamientos para todo el cuerpo.
  • Térmica: Una textura líquida que al aumentar la temperatura provoca que la piel transpire, evitando al mismo tiempo su evaporación.
  • Gel: Tienen un efecto refrescante, suavizante y tonificante. No necesitan secarse sobre la epidermis, por lo que son especialmente indicadas para pieles grasas.
  • Velo: Película de celulosa sumergida en colágeno. Se aplica seca sobre la cara y escote. Al humedecerlo se consigue transferir el colágeno puro hasta la piel, asegurando una hidratación profunda y dando consistencia y elasticidad a los tejidos.

Sus diferentes presentaciones e ingredientes posibilitan abarcar todo tipo de tratamientos específicos y hacerlas aptas para todo tipo de pieles. Los efectos son inmediatos y variados: la piel se tensa, se reafirma como en un lifting, se purifica y limpia en profundidad, se estimula, se renueva...

Tipos de mascarillas:

Mascarilla limpiadora o purificante

Se utilizan este tipo de mascarillas para pieles grasas, con brillos y puntos negros. Para este tipo de epidermis hay que aplicar productos que sean capaces de limpiar la piel pero sin deshidratarla ni resecarla. En su composición normalmente se utilizan plantas astringentes así como productos derivados de la arcilla, ideal para cerrar los poros.

Estas mascarillas están indicadas para las pieles grasas o mixtas (localmente en la zona T). Si se utilizan con regularidad, una vez a la semana (dos si la piel es muy grasa), logran regular el exceso de grasa, limpian la piel en profundidad, elimina los puntos negros, las espinillas y cierra los poros.

Mascarilla exfoliante

Muchas mascarillas limpiadoras también son exfoliantes.Las mascarillas a base de extractos vegetales tienen encimas que ayudan a eliminar las células muertas, renovando nuestra piel y dejándola más luminosa. Son ideales a la hora de preparar correctamente nuestra piel a la hora de tomar el sol.

Mascarilla hidratante

Una piel deshidratada se caracteriza por estar apagada y sin color. Estas mascarillas actúan intentando retener el máximo de humedad en la piel a través de sustancias como la miel o de plantas capaces de retener el agua, como los cactus.

Este tipo de mascarilla está especialmente indicada para las pieles secas y tirantes, disimulan las pequeñas arrugas y también protegen de las agresiones externas.

Mascarilla nutritiva

Hay pieles tan secas que necesitan un aporte extra de nutrición para presentar un aspecto fresco y saludable. Estas mascarillas contienen ingredientes extra grasos que favorecen la retención de agua y diferentes vitaminas.

Mascarillas reafirmantes

Estas mascarillas tienen un efecto lifting o alisador, haciendo que la piel muestre un aspecto juvenil y descansado. De efectos inmediatos, es espectacular cómo devuelven el aspecto lozano de una piel después de una larga noche sin dormir o de muchas horas de trabajo. Indicadas para mujeres maduras, a partir de los 40.

mascarillas

Mascarillas para los ojos

Ideales para aquellas veces en las que cuando nos levantamos, después de una mala noche, tenemos los párpados hinchados y los ojos enrojecidos.Además previenen y suavizan las arrugas que salen alrededor de los ojos, las primeras en aparecer, por lo que desde los 30 años hay que procurar cuidar bien esa zona del rostro.

Forma de aplicarlas

Primero deberemos limpiar profundamente la piel de la cara mediante una leche limpiadora y un tónico. Es mejor si para favorecer su aplicación antes hacernos una exfoliación de las células muertas a través de un peeling. Así se dejan los poros abiertos, con lo cual se facilitará la absorción de la mascarilla.

Aplica una capa sobre rostro y escote, evitando el contorno de ojos y labios. Puedes aprovechar para tomarte un baño caliente mientras dura el tiempo de exposición, ya que el vapor del agua potencia los efectos de la mascarilla.

Una vez transcurrido el tiempo de exposición, se retira con una esponja húmeda. Después nos aplicaremos nuestra crema hidratante diaria.

Aunque las que venden las líneas cosméticas son más efectivas, inmediatas y específicas, nunca está demás aplicarse de vez en cuando una mascarilla natural, que podemos preparar nosotros mismos en casa. Aunque hay infinidad de recetas, la más habitual se prepara mezclando tres cucharadas de queso fresco o de yogur natural y una cucharada de miel. Una vez se haya obtenido una crema suave se aplica sobre la piel, dejando que actúe un cuarto de hora. Finalmente, se retira con agua tibia.

Para pieles maduras sin embargo, una mascarilla ideal para dar al rostro más hidratación y luminosidad, se consigue mezclando un pepino triturado, medio yogur natural sin azúcar y una cucharadita de miel. Una vez que hayamos conseguido una mezcla consistente, la aplicaremos sobre el rostro y cuello durante 20 minutos.

Ya lo has visto, una mascarilla no substituye a nuestro cuidado diario, sino que la complementa. Es fundamental ese ratito a la semana que regalarnos a nosotros mismos para revelar nuestro mejor aspecto. Muy importante es además encontrar el producto adecuado a nuestro tipo de piel.

Cuídate, mímate y atrévete a dar la cara.

 

 
 
Inicio | Editorial | Spas y Balnearios | Belleza | Masajes | Salud
  
PRODUCTOS
  Miracurl Pro
miracurl
XX,00€
Detalles y promociones

AquaStick Maquillaje de fondo en barra
aquastick maquillaje
XX,00€
Detalles y promoción

Tinte de pestaas Refectocil0ml.
tinte de pestaas
XX,00€
Detalles y promoción

Toallas Asuer
asuer group toallas fibra
XX,00€
ver producto

Ver todos los productos

 

Más información:
Rosa Mosqueta

 

infochannel: running news on air